Escuchanos en ¡VIVO!


Pussetto: "Si me llaman de Boca habría que hablar"

Actualmente en el Udinese de Italia, el ex jugador de Huracán habló sobre su presente en la Serie A. Además, Ignacio Pussetto se refirió a Gustavo Alfaro como entrenador, se mostró agradecido por lo que le enseñó y agregó que si lo quiere en Boca, se sentaría a hablar.

Por Lorena Farías

Ignacio Pussetto fue cambiado de posición por Gustavo Alfaro cuando ambos estaban en Huracán y desde ahí, comenzó a tomar vuelo su juego que lo puso en boca de los equipos más importantes de Argentina y del exterior. Finalmente se inclinó por el Viejo Continente y de actualidad en en el Udinese de Italia, habló sobre su presente.

"La liga italiana que es muy táctica y luchada, que se juega mucho al cuerpo a cuerpo y las defensas no suelen estar mal paradas. Si estás acá, tenés que estar bien físicamente, no hay otra forma de hacerlo", comenzó contando Pussetto sobre su presente para luego pasar a la importancia que tuvo Gustavo Alfaro en su vida: "En mi carrera pasé por muchas posiciones, aunque con Gustavo jugábamos con un esquema de 4-4-2 y él me hacía jugar por afuera. Me pedía que diera una mano al lateral, pero que siempre terminara la jugada en el área rival. Y esa posición se trata de eso".

 

Profundizando en lo que le pedía el actual entrenador de Boca, siguió: "Gustavo se enojaba cuando yo no llegaba al área, me agarraba en las prácticas y me pegaba unas cagadas a pedos bárbaras. Lo principal que me decía él era que yo tenía que llegar al área y que tenía que hacer goles... 'Tenés que salir goleador', me repetía y tuve la suerte de convertir muchos goles jugando ahí. Para mí, que soy delantero, es lo más importante y creo que eso también me valió el crecimiento".

 

Además, Pussetto contó una anécdota de ellos dos cuando se conoció que su futuro iba a estar en Europa: "El día que me vendieron a Europa me mandó un mensaje muy lindo y estuvimos hablando. Después seguimos en contacto, le mandé mensaje cuando Boca salió campeón y lo felicité. Siempre hablamos de fútbol y de conceptos que me enseñó y que debo seguir aprendiendo".

 

Tanto antes de irse a Europa como en la actualidad, su nombre es bien visto en el Xeneize y más ahora que Alfaro es el entrenador. Sobre un posible acercamiento, aseguró: "Con Gustavo no hablé recientemente, pero obviamente uno está al tanto. A mi familia le preguntan casi todos los días por Boca. Lo tomo con mucha tranquilidad, estoy muy contento en Italia. No tuve ningún contacto y por eso no te puedo decir 'sí, me gustaría' porque no me llegó nada. Ya es un orgullo que se mencione mi nombre".

 

Por último, en diálogo con Olé, Pussetto reconoció que se sentaría a hablar con la dirigencia de Boca en caso de haber un interés real: "Me enteré por la prensa que mi nombre estaba en Boca. Sí es cierto que en su momento me dijo medio en chiste que le hubiese gustado contar conmigo, pero que sabía que recién me había ido a Europa. Si llama ahora habría que hablar. Si llega algo nos sentaremos, veremos cuál es la mejor opción".

 

 

 

 

2019-06-11
FUTBOL
DEPORTES