Escuchanos en ¡VIVO!


Día Santo

Por la Copa de la Superliga, San Lorenzo ganó el clásico contra Huracán tras derrotar mediante los penales por 4 a 3. En el global todo terminó sin goles para que se defina en los tiros decisivos donde erraron Lucas Barrios, Andrés Roa y Nahuel Barrios.

Por Agustin Florance

Por la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa de la Superliga, Huracán y San Lorenzo se enfrentaron en el Tomás Adolfo Ducó. En la ida, el Globo y el Ciclón empataron sin goles en el Nuevo Gasómetro.

 

El primer tiempo fue, por encima de todo, intenso. Fue un choque entre las llegadas de peligro de Huracán con las ocasiones claras de San Lorenzo. Mientras el Globo llegaba con supremacía al área rival mediante la banda izquierda, el Ciclón tuvo las situaciones más claras con Gonzalo Castellani, Nahuel Barrios y Andrés Rentería.

 

Para el complemento, lo apasionante persistió hasta el final del partido. Así como en el primer tiempo se dividieron las llegadas con las ocasiones, en estos minutos Huracán dominó todo a lo largo y ancho de estos 45 minutos. En el cierre del encuentro, el Globo tuvo la posibilidad de ganar el partido con un penal cobrado por Néstor Pitana por una falta de Fabricio Coloccini sobre Lucas Gamba, pero el ejecutor Lucas Barrios melogró su disparo porque Fernando Monetti tapó el tiro para tirarla al corner.

 

Con estas condiciones, la llave de la Copa de la Superliga se definió por los tiros desde el punto de penal, donde San Lorenzo derrotó 4 a 3.

 

 

 

2019-04-19
FUTBOL
DEPORTES