Escuchanos en ¡VIVO!


Pérez: "Prefería ser campeón del mundo con la Argentina que ganar la final de la Libertadores con Boca"

El volante de Independiente priorizó a la Selección antes que al Xeneize y se refirió a su salida del club de La Ribera: "Nunca entendí por qué me fui de Boca".

Por Federico Pineda

Hace apenas unos meses, Pablo Pérez tuvo grandes chances de ir al Mundial de Rusia con la Selección Argentina, aunque Jorge Sampaoli lo dejo afuera de la nómina de 23 jugadores, pero el jugador siguió mostrando sus credenciales en Boca, hasta que llegó a la final de la Copa Libertadores, instancia donde cayó con River, y fue consultado sobre qué título le hubiera gustado tener en su carrera personal si podría volver el tiempo atrás: el Mundial o la Copa Libertadores.

 

En diálogo con el programa Podemos Hablar de Telefé, el jugador de Independiente marcó su predilección a la Albiceleste: "Hubiera querido ir al Mundial y ser campeón del mundo porque la camiseta de la Selección no se negocia con nada, creo que defender el país es lo más lindo que hay y más jugando al fútbol como nos gusta a nosotros".

 

Además, se refirió escuetamente a su ida del Xeneize tras la competición continental definida en Madrid: "Nunca entendí por qué me fui de Boca. Me tocó y es mejor dejarlo ahí". Y expresó todos los recuerdos que dejó en el club: "Fueron cuatro años muy agitados pero lindos, un club apasionado en el cual tengo muchos amigos. Cuando me fui dejé una parte de mi carrera y de mi vida muy importante".

 

El futbolista de 33 años también fue muy crítico con lo que vivió camino al Monumental en la antesala al segundo partido de aquella final, debido a la emboscada que sufrió el plantel por inacción de la policía: "Estábamos camino a la cancha, todos contentos y cantando canciones de Boca. De un segundo a otro nos encontramos en un momento muy difícil que no tiene nada que ver con el fútbol".

 

Pérez fue uno de los más perjudicados en el ataque al ómnibus con una herida en uno de sus ojos y expresó cómo fueron esos momentos: "Estaba shockeado. No sabía si ir al hospital, si tenía que volver, si se jugaba o no. Era para pasarlo para otro día porque ya se había arruinado la fiesta". En este tren, temió que no se dispute este encuentro: "Tenía miedo que se suspendiera y que no se jugara más".

 

 

 

2019-04-14
FUTBOL
DEPORTES