Escuchanos en ¡VIVO!


No se resigna

Con goles de Antoine Griezmann y Álvaro Morata, el Atlético de Madrid le ganó 2 a 0 al Celta de Vigo por la trigésima segunda fecha de la Liga. La victoria le permite al Colchonero, que tuvo como titular a Ángel Correa como en los de Galicia lo fue Gustavo Cabral, quedar a nueve del Barcelona.

Por Jonathan Riniti

Pese a la última derrota contra el Barcelona, el Atlético de Madrid tuvo un nuevo guiño del elenco Culé, luego del empate frente al Hueca, para intentar pelearle la Liga. Buscando sacarle provecho a la igualdad del líder, el Colchonero, que tuvo a Ángel Correa de titular y a Nehuen Pérez entre los suplentes, recibió en el Wanda Metropolitano al Celta de Vigo, que contó con Gustavo Cabral, por la trigésima segunda fecha.  

 

Sabiendo que el Blaugrana le dio una mínima chance, los dirigidos por Diego Simeone quieren dar pelea hasta que numéricamente pueda quedarse con la Liga. A causa de esto, los del Cholo se adueñaban de la posesión desde el arranque del partido, pero carecieron de ritmo en ofensiva. Sin tener profundidad, el primer tiempo parecía que pasaba desapercibido pero en tiempo cumplido el local rompía el marcador.

 

Luego de que el Celta de Vigo avise con una doble chance de Ryad Boudebouz y Sofiane Boufal, que controló sin problemas Jan Oblak, el Atlético contestaba con una ocasión por Ángel Correa que no llegaba a conectar el centro e Juanfra. Sin embargo, a los 43 minutos, Antoine Griezmann con un tiro libre sensacional convertía el 1 a 0, que dejaba sin reacción a Rubén Blanco.

 

La ventaja en el cierre de la primera parte le dio más tranquilidad a los Colchoneros, que en el complemento siguieron manejando el partido, desde la posesión del balón. Cuando los de Galicia empezaban a preocupar nuevamente a Oblak, los de Madrid sentenciaron la historia para no sufrir ningún sobresalto en el cierre del partido.

 

A los 30 minutos, con un Celta de Vigo replegado en ataque, el Atlético salió con dos toques de contragolpe y luego de que reciba su descarga en el mediocampo, Antoine Griezmann puso a correr a Álvaro Morata, que dejó desparramado a Rubén Blanco y con el arco a su disposición marcó el 2 a 0 final.   

 

La victoria le permite a los dirigidos por Diego Simeone no darse por vencido y con 65 unidades, nueve menos que el Barcelona, se mantiene como escolta, donde la próxima fecha tendrá que visitar al Eibar. Por su parte el Celta de Vigo, con 32 y a dos de caer en el descenso, recibirá al Girona en un duelo clave por la permanencia.

 

 

 

2019-04-13
FUTBOL
DEPORTES