Escuchanos en ¡VIVO!


Técnico que debuta…

En el debut del segundo ciclo de Gabriel Milito como entrenador de Estudiantes, el Pincha derrotó a domicilio 1-0 a Huracán y cortó una racha de seis partidos de visitante sin ganar. Matías Pellegrini, de carambola, anotó el único tanto de la noche.

Por Facundo Sarabia

En el cierre de la vigésimo tercer fecha de la Superliga Argentina, Estudiantes de La Plata, quien estrenó a Gabriel Milito como nuevo entrenador, derrotó 1-0 a Huracán en el Adolfo Ducó con gol de Matías Pellegrini, en complicidad con Chimino y Silva. De esta manera, el Pincha volvió a ganar de visitante tras seis partidos.

 

El primer tiempo fue todo de Estudiantes. Desde un primer momento, los dirigidos por Gabriel Milito, quien hizo su debut en este segundo ciclo al mando del Pincha, tomaron las riendas del partido e impusieron sus condiciones de juego. Así es como se plantó en campo de Huracán y dominó todas las acciones de peligro, salvo un par de remates del Globo, uno de Carlos Auzqui que dio en el palo y otro de Walter Pérez que se fue desviado.

 

Luego de ir, insistir y obligar al equipo local, el conjunto platense llegó al gol mediante un blooper. Es que a los 28 minutos, Facundo Sánchez desbordó por derecha, envió un centro donde no había ningún compañero, Cristian Chimino, defensor de Huracán controló con el pecho para que Anthony Silva la tomara con la mano, pero el arquero paraguayo dudó, Matías Pellegrini apuró la acción y el golero rechazó sobre su compañero y la pelota se estrelló en el ex Temperley, rosó en el jugador rival y se metió para que el partido se ponga 1-0.

 

De esta acción, el equipo de Antonio Mohamed cayó en un pozo, tanto anímico como futbolístico y Estudiantes generó un par de situaciones más para poder aumentar el marcador, pero Silva fue vital para evitar la caída de su arco por segunda vez.

 

Ya en el complemento, Estudiantes tomó una postura más cautelosa en busca de cuidar el resultado y esperar un contraataque para liquidar el partido. Debido a ello, el dominio de la pelota fue todo de Huracán, pero no estuvo lúcido en tres cuartos hacía adelante para generarle peligro a Mariano Andújar – solo un cabezazo de Damonte que fue a las manos del arquero -. Por tal motivo, el Turco mandó a la cancha a Cristian Chávez para parar un doble nueve en conjunto con Lucas Barrios.

 

Con muy poco ingenio, Huracán insistió, pero al final de cuentas no pudo corromper el bloque defensivo impuesto por el León y la victoria, junto a los tres puntos, se fueron para La Plata y en Parque Patricios quedó un clima caldeado donde los hinchas se fueron silbando e insultando a sus jugadores.

 

 

 

 

2019-03-18
FUTBOL
DEPORTES