Escuchanos en ¡VIVO!


De empate salvador a pesadilla trasandina

Por la segunda fecha del Grupo H, Rosario Central perdió 2-1 en su visita a la Universidad Católica de Chile y llegó a su 13° partido sin ganar. Edson puch abrió el marcador y había igualado Vergara a los 91 minutos de juego. Cuatro minutos más tarde, Luciano Aued le dio la victoria al local desde el punto penal.

Por Federico Pineda

A diferencia de San Lorenzo, la racha de Rosario Central no tiene fin. Paulo Ferrari sigue sin encontrar el rumbo del conjunto rosarino y perdió ante la Universidad Católica. De esta manera, llega a su partido número 13 sin victorias y empieza a complicar su clasificación a la siguiente fase.

 

Con un gol de Puch a los 28 minutos, la Universidad Católica abrió el marcador. Matías Dituro sacó largo un pelotazo a campo contrario que encontró a Barbieri, pero el defensor, en vez de despejar, cabeceó para atrás y dejó solo al delantero con pasado en Huracán que no perdonó en el mano a mano a Jeremías Ledesma.

 

Este tanto coronó el buen inicio de los trasandinos que impusó su estilo y marginó a Central de su campo. Sin ir más lejos, la acción mas clara en la visita ocurrió recién a los 31 minutos de partido, pero el cabezazo de Riaño fue controlado sin problemas por el guardameta santafesino que defiende los colores de los Cruzados.

 

Con el marcador adverso, Central fue a buscar el empate con mas ganas que ideas. De esta manera, el conjunto dirigido por el "Loncho" desperdició cada pelota parada que tuvo a su favor y Riaño fue de lo más claro con muy poco en el elenco argentino, pero ninguna le quedó cómoda al delantero que careció la ineficacia en los pases de sus compañeros.

 

Esto se tornó diferente en la Católica que se paró de contrataque y tuvo en Saéz la carta más peligrosa para liquidar el partido. A los 9 del complemento, el centrodelantero recibió de Fuenzalida y remató dentro del área con destino a las manos de Ledesma. Catorce minutos después, volvió a advertir con una chilena que se fue desviada.

 

Sin embargo, fueron solamente eso: advertencias. Eso permitió que el partido siga abierto y, a pesar de lo mal que jugó, Central llegó al empate a los 91 minutos con un remate perfecto de Duván Vergara. Tras un pase desde mitad de cancha de Rinaudo, el delantero colombiano recibió la pelota dentro del área y remató por arriba del arquero para lograr un empate salvador.

 

Sin embargo, lo que era alegría se transformó en una pesadilla. A los 94 minutos, Rizzi le cometió penal a Fuenzalida y Aued cambió la pena máxima por gol para lograr una victoria que era inesperada hasta hace unos segundos.

 

La U es el nuevo escolta del grupo con 4 puntos, dos menos que Libertad. Con una sola unidad en dos presentaciones, Rosario Central deberá derrotar a Libertad el próximo 4 de abril para no complicar su aspiración de clasificar a los octavos de final. Hasta esa fecha, deberá enfocarse en la Superliga, certamen donde enfrentará a San Lorenzo en Rosario, este domingo a las 15:30 hs.

 

 

 

2019-03-13
FUTBOL
DEPORTES