Escuchanos en ¡VIVO!


Regreso feliz

En el retorno al Estadio Único de La Plata, Estudiantes derrotó 1 a 0 a Patronato. El gol de la victoria fue hecho por Jonatan Schunke y Nahuel Estevez erró el penal que posibilitó aumentar la ventaja porque Sebastián Bértoli lo atajó. Federico Bravo fue expulsado del lado del Patrón por una fuerte patada alta a Rodrigo Braña.

Por Agustin Florance

Por la fecha 18 de la Superliga argentina, Estudiantes recibió a Patronato en el regreso al Estadio único de La Plata, donde renovaron el césped, que aún se mantuvo en malas condiciones. Mientras el Pincha deambula en la tabla en busca de un mejor juego, el Patrón pelea por no descender y aprovecharse de un equipo sin un estilo marcado sería lo mejor.

 

El primer tiempo fue todo para Estudiantes. La mayoría del juego se realizaba en el campo de Patronato y antes del primer gol hubo una doble situación de gol. Primero con disparo de Edwar López, quien estaba solo en el área, pero Lautaro Geminiani desvió el tiro, y segundo con un cabezazo de Manuel Castro para que se luzca Sebastián Bértoli ante el fuerte cabezazo.

 

A todo esto, el gol llegó desde un córner cometido por la última atajada del arquero del Patrón para que Jonatan Schunke le gane a su marca de Dylan Gissi y cabecee para marcar la anotación de la ventaja con la que se iba a cerrar el primer tiempo.

 

Nahuel Estévez tuvo la posibilidad de hacer el segundo gol mediante un penal, pero Bértoli, en complicidad del palo, tapó el tiro desde los doce pasos. La infracción en el área fue cometida por Damián Lemos por agarrón a Lucas Albertengo, pero la polémica ocurrió segundos antes cuando la pelota se había do, aunque el árbitro principal Leandro Rey Hilfer no fue advertido por el asistente Diego Ceballos.

 

Antes del cierre de la primer parte, Federico Bravo fue expulsado por una descalificadora patada a la altura del pecho de Rodrigo Braña, quien sufrió un golpe en la muñeca del brazo derecho, pero no fue suficiente para salir de la cancha. Caso contrario ocurrió con Agustín Sandoná, quien en un pequeño forcejeo con Enzo Kalinski debió ser reemplazado por Matías Escudero por un dolor en el hombro izquierdo.

 

Para el complemento, las pretensiones se emparejaron entre que Patronato buscó decidido el empate y Estudiantes que optó por aguardar a cuidar el cero a que buscar el segundo tanto a su favor. Hubo más llegadas del Patrón, pero la mayoría de los disparos se iban desviados y, en las pocas que intervino, Mariano Andújar no fue tan exigido por el ataque paranaense.

 

Muchas fueron las situaciones, pero el empate nunca llegó. Con este resultado, se frotan las manos los principales equipos candidatos a descender y tienen la oportunidad de alejarse o sobrepasar a Patronato en la tabla de los promedios, como son los casos de San Martín de San Juan, San Martín de Tucumán, Belgrano y Argentinos.

 

 

 

2019-02-09
FUTBOL
DEPORTES