Escuchanos en ¡VIVO!


La cuarta es la vencida

Tras empatar 1 a 1 en los noventa minutos, Rosario Central le ganó a en los penales por 4 a 1 y se consagró campeón de la Copa Argentina. El Canalla se puso arriba en el marcador con Fernando Zampedri, pero en el segundo tiempo lo empató Lorenzo Faravelli. En la tanda definitiva erraron Santiago Silva y Manuel Guanini para el conjunto platense.

Por Agustin Florance

Por la final de la Copa Argentina, Rosario Central y Gimnasia de La Plata se enfrentaron en el Malvinas Argentinas de Mendoza. Importantísimo encuentro para ambos que, del lado del Canalla, busca revancha de las tres finales perdidas en menos de cinco años y, por el del Lobo, ganar un título tras varios años de sequía.

 

Con una gran campaña en el campeonato, ya que el Canalla venció en el camino a Newell’s y el Lobo sacó de la pelea a River y a Boca, Central venció en semifinales a Temperley y Gimnasia hizo lo propio con el Millonario.

 

El primer tiempo tuvo escasez de llegadas contundentes, pero el que sabía llegar al área rival era Gimnasia. El Lobo tenía más la pelota en tres cuartos de cancha en ataque, sin embargo los disparos no eran algo común en el ataque platense. Por eso, Rosario Central aprovechó y golpeó en el momento justo.

 

Un centro de Néstor Ortigoza fue cabeceado por Washington Camacho y disparado al arco por Fernando Zampedri, cuyo tiro golpeó el palo izquierdo y, tras una serie de rebotes fue rematado furiosamente por el exdelantero de Atlético Tucumán para concretar la ventaja al menos hasta el final de la primera parte. Tras el gol, solo hubo lugar para otra situación de gol importante mediante la cabeza de Zampedri, pero Alexis Martín Arias tapó a puro reflejo para mandarla al córner.

 

Para el complemento, Gimnasia salió a buscar eso que hizo en la primera mitad y, en esta ocasión, se terminó llevando eso que le fue esquivo. El gol llegó con una recuperación en el medio de Lorenzo Faravelli, Santiago Silva condució al área, Maxi Comba la metió al centro del área y Faravelli volvió a tener contacto con la pelota para meterla al arco de Jeremías Ledesma y darle el empate al Lobo.

 

A este panorama en el que el conjunto de Pedro Troglio llegaba, pero no disparaba; llegaron las lesiones, una por lado. Primero en Rosario Central con la pérdida de Zampedri, quien salió golpeado en su tibia de la pierna izquierda tras un choque en el piso con Fabián Rinaudo, y luego en Gimnasia con la salida de Lucas Licht, quien estuvo sentido en su tobillo derecho.

 

Luego del gol de Faravelli, solo hubo dos situaciones clarísimas que pudieron haber cambiado la historia en los noventa minutos. Silva lo tuvo con un potente cabezazo que picó primero en el suelo, pero Ledesma con los reflejos a mil logró desviar el tiro, y después con Marco Ruben, quien no tuvo la mejor puntería para definir y su disparo pasó cerca del palo derecho del arco de Martín Arias.

 

Como ninguno pudo marcar, hubo definición desde los penales, donde Rosario Central se impuso por 4 a 1 sobre Gimnasia. Para el Canalla marcaron Néstor Ortigoza, Marco Ruben, Alfonso Parot y Matías Caruzzo . Por el lado del Lobo erraron Santiago Silva y Manuel Guanini, mientras que marcó Jan Carlos Hurtado.

 

 

 

 

2018-12-06
FUTBOL
DEPORTES