Escuchanos en ¡VIVO!


Se tomó revancha

Tras la eliminación de la Copa Argentina, River derrotó por 3 a 1 a Gimnasia de La Plata, en esta ocasión, por la Superliga argentina. Los goles de la victoria los marcaron Rafael Santos Borré, por dos, y Matías Moya, mientras que Matías Gómez descontó para el Lobo. Ambos colocaron suplentes pensando en sus finales de Copa Argentina y Copa Libertadores.

Por Agustin Florance

Para cerrar la jornada del domingo  y por la décimo cuarta fecha de la Superliga argentina, River y Gimnasia se volvieron a cruzar tras el enfrentamiento de la Copa Argentina de hace unos días en el José María Minella, pero en esta ocasión en el Monumental. Ambos con la cabeza en sus correspondientes finales, presentaron en cancha equipos alternativos para cuidarse de los enfrentamientos definitivos.

 

El arranque del encuentro se demoró por banderas en contra de la Confederación sudamericana de fútbol por la decisión de negarle a River ser la casa de la Superfinal de la Copa Libertadores y trasladarla a Madrid. Las leyendas indicaban: “Conmebol: Nuestra pasión no es un negocio, métansela en el culo” y acusaban a la confederación de “la estafa más grande de la historia del futbol”.

 

El primer tiempo fue muy movido y con varias llegadas de River. El Millonario pudo haber marcado apenas arrancado el encuentro, pero Rafael Santos Borré erró cuando se llevó puesta la pelota que le había alcanzado desde la derecha Nicolás De La Cruz. Sin embargo, el colombiano tuvo revancha minutos después tras un pase filtrado de Julián Álvarez y pudo definir con espacio y tiempo por debajo del cuerpo del arquero Sebastián Moyano.

 

Además del gol, las situaciones en el equipo de Marcelo Gallardo no cesaban, pero el segundo gol llegó recién cerca del cierre con otro de Santos Borré tras una apilada de defensores del Lobo por parte de Cristian Ferreira, a quien se le escapó la pelota  con un cierre de Facundo Oreja.

 

Por el lado del Lobo, hubo más pretensiones por Jan Carlos Hurtado con dos disparos que fueron detenidos por Germán Lux y un acercamiento de Juan Cataldi, cuyo cabezazo pegó en el césped y rebotó muy hacia arriba.

 

En una radiografía vista a grandes rasgos, el complemento no tuvo muchas situaciones de gol interesantes que hayan estado cerca de incidir en el resultado. El arranque prometió con una seguidilla de ocasiones cuando Hurtado se sacó la marca de Lucas Martínez Quarta, le tiró un centro a Matías Gómez para que cabecee y descuente en el resultado. Hubo polémica en puerta por si la pelota cruzó o no la línea de meta porque Germán Lux la había rechazado del arco, pero el equipo arbitral entendió que el gol debería ser convalidado.

 

Para el resto de los minutos, ninguno fue dominador del encuentro y no hubo tantas situaciones importantes, a contracara del primer tiempo. Hasta que a pocos minutos del final, Matías Moya definió tras un rebote en un defensor de Gimnasia para liquidar el resultado en el Monumental por 3 a 1.

 

 

 

 

2018-12-02
FUTBOL
DEPORTES