Escuchanos en ¡VIVO!


Noche polémica

Con gol de Edwin Cardona, Boca le ganó en Avellaneda 1 a 0 a Independiente por la décima cuarta fecha de la Superliga. En una noche llena de polémicas, que tuvo la expulsión de Lisandro Magallán, el Xeneize ahora se tiene que enfocar en la final de la Copa Libertadores ante River en el Santiago Bernabéu.

Por Jonathan Riniti

A la espera de lo que será la final de la Copa Libertadores ante River en el Santiago Bernabéu, Boca visitó Avellaneda para enfrentar a Independiente por la décima cuarta fecha de la Superliga. El Xeneize, que venía de sufrir los incidentes en el ingreso al Monumental que lo dejó con algunos jugadores heridos, buscaba un triunfo que le permita escalar posiciones y no perder terreno en el campeonato. Por su parte el Rojo, que llegaba de perder frente a Lanús, intentaba volver a mostrar su mejor rendimiento para quedar a cinco puntos del líder Racing, que mañana visita a Talleres.

 

Más allá de tener el Superclásico el próximo sábado, Guillermo Barros Schelotto decidía utilizar algunos de los titulares para que no pierdan rodaje. A pesar de esto, a los conducidos por Ariel Holan poco le importó y saltaron al campo de juego a adueñarse del dominio del primer tiempo. Desde la posesión del balón, los de Avellaneda lo tuvieron a lo largo de los primeros 20 minutos en su campo al conjunto visitante pero no conseguía ser efectivo.

 

Luego de varias insinuaciones de Emanuel Gigliotti, a los 6 minutos, tras un mal rechazo de Julio Buffarini, Nicolás Domingo quedaba mano a mano con Esteban Andrada pero no conseguía definir con precisión. Lo mismo le ocurrió al Puma más tarde, donde el arquero le detenía el remate cruzado. A estas dos chances, se le sumó un tiro de larga distancia de Francisco Silva que era atajado por el ex Lanús.

 

Perdiendo en todo momento en el mediocampo, Andrada mantuvo el empate para Boca que recién pasando los 25 minutos insinuó a Martín Campaña, con dos remates débiles de Mauro Zárate. Los últimos 15 la visita consiguió bajarle el ritmo al encuentro, donde se terminaron dando las polémicas del partido.

 

La primera ocurrió a los 36 cuando Gigliotti, con amarilla, le daba un fuerte planchazo a Julio Buffarini pero el árbitro sancionaba falta del lateral y no del delantero que se salvaba de la expulsión. Mientras la segunda se dio en el área Xeneize, cuando el Rojo protestó penal de Lisandro Magallán a Silvio Romero, que cuando sintió el roce decidía tirarse. Terminando más hablado que jugado, se fueron al entretiempo empatando sin goles.

 

A diferencia del arranque del partido, el complemento comenzaba vibrante en las dos áreas donde ambos comenzaban con insinuaciones peligrosas. Como no podía ser de otra manera y al igual que el cierre de la primera parte, a los 8 minutos se daba una nueva polémica en el área del elenco de Avellaneda. Cuando Emanuel Brítez rozaba en velocidad a Darío Benedetto, que le producía la caída adentro del área pero para Darío Herrera no era penal.   

 

A pesar de no haber tenido una gran producción en ofensiva, Boca conseguía abrir el marcador a los 12 minutos del segundo tiempo. Tras enganchar de izquierda hacía adentro, luego del pase de Mauro Zárate, Edwin Cardona sacaba un latigazo esquinazo desde el borde del área para convertir el 1 a 0.

 

Siendo una noche llena de polémicas, el segundo tiempo no iba a ser la ocasión. A los 15, el Xeneize sufría la expulsión de Lisandro Magallán por doble amarilla, pero la primera amonestación no era para el central ya que en una disputa de pelota se cabecearon sin intención con Gigliotti. Una nueva decisión dudosa de Herrera se dio a los 19 minutos cuando le anuló el empate a Maximiliano Meza por una supuesta carga a Esteban Andrada.

 

En un complemento donde fue totalmente peleado y el Rojo no pudo tener el mismo control que en los primeros 25 minutos, el Xeneize con la ventaja apostaba a liquidar de contragolpe, mientras el local intentaba llegar al empate. Más allá de esto, los últimos minutos lo acorraló al elenco de La Ribera, sin mucha claridad en los últimos metros, y la efectividad entre uno y el otro terminó siendo la diferencia.   

 

Sabiendo aguantar la diferencia, a pesar que a los 41 se dio una polémica en su área por una mano de Julio Buffarini, Boca terminó ganando por 1 a 0 que le permite llegar a las 24 unidades. Postergando el duelo ante Atlético de Tucumán, ahora el Xeneize se enfocará en la final de la Copa Libertadores frente a River en el Santiago Bernabéu de Madrid. Por su parte Independiente, con 22, cerrará la primera parte de la Superliga contra Godoy Cruz en Mendoza.  

 

 

 

2018-12-02
FUTBOL
DEPORTES