Escuchanos en ¡VIVO!


A romper el maleficio

Por la semifinal de la Copa Argentina, Rosario Central le ganó 4 a 2 por penales a Temperley en Córdoba, tras haber igualado 1 a 1 por los goles de Fernando Zampedri y Federico Mazur. El Canalla alcanzó disputar su cuarta final y ahora tendrá que esperar por el ganador entre River y Gimnasia de La Plata.

Por Jonathan Riniti

Luego de vencer a Newells en el clásico rosarino, Rosario Central enfrentó en el Mario Alberto Kempes de Córdoba a Temperley por la semifinal de la Copa Argentina. Con Edgardo Bauza en la cuerda floja, el Canalla buscaba una nueva victoria que lo deposite como en temporadas pasadas en la final y poder romper el maleficio. Por su parte el Gasolero, que eliminó a San Lorenzo, intentaba seguir dando la sorpresa, a pesar de estar peleando por la permanencia en la B Nacional.   

 

En un chato primer tiempo, fue la Academia Rosarina que tomaba el dominio en el arranque. A pesar que los dirigidos por el Patón Bauza tenían la pelota, no conseguían volcarla en situaciones de riesgo para poder romper el marcador. Las únicas insinuaciones que tuvo fueron a través de los cabezazos desviados por Fernando Zampedri o por el remate de larga distancia de Maximiliano Lovera.

 

Si bien comenzó siendo dominado, el conjunto del Sur del Gran Buenos Aires comenzó a bajarle el ritmo pasando la primera hora de juego, donde le peleó la posesión en el mediocampo. Sin poder aprovechar los contragolpes que contó, ya que careció de claridad en los metros finales, el Celeste pudo romper el cero con dos tiro libres de Mauro Cerutti pero en ambas oportunidades reaccionó bien Jeremías Ledesma.

 

El arranque del complemento continuó siendo lo mismo en la primera parte, donde amos se prestaban la pelota y el ritmo de juego seguía siendo muy bajo. Sin embargo, a los 8 minutos Rosario Central conseguía romper el marcador. Luego del centro desde la izquierda por Diego Becker, Fernando Zampedri le ganaba a todos en el área y con un buen cabezazo convirtió el 1 a 0.

 

A pesar de la ventaja en su poder, el Canalla no lograba hacerse con el control absoluto del juego, ya que el Gasolero, con sus armas, intentaba llegar a la igualdad. Sin conseguir sentenciar la victoria, los dirigidos por el Patón Bauza le daba la posibilidad al Celeste ilusionarse con un empate. Igualdad que terminó llegando sobre el cierre del partido a través de Federico Mazur, que aprovechó el mal despeje de Marcelo Ortiz y marcó el 1 a 1 final.

 

Sin merecerlo mucho, Temperley llevó la definición de la semifinal a los penales. Pero desde los doce pasos, a pesar de que Matías Caruzzo haya fallado su tiro, Rosario Central fue más y se quedó con la victoria por 4 a 2. La victoria le permite alcanzar su cuarta final en la Copa Argentina, donde ya lo hizo en las ediciones 2013/14, 2014/15 y 2015/16 perdiendo ante Huracán, Boca y River respectivamente. Ahora espera por el ganando entre el Millonario y Gimnasia de La Plata.  

 

 

 

2018-11-18
FUTBOL
DEPORTES