Escuchanos en ¡VIVO!


La barbarie volvió al fútbol argentino

El estadio de River amaneció con pintadas en uno de los accesos al Monumental, con la grave acusación que ellos fueron los que no quisieron hinchas visitantes en la Superfinal. De esta manera, es muy difícil que vuelvan los visitantes.

Por Federico Pineda

La Superfinal de la Copa Libertadores entre Boca y River se jugará sin público visitante, pero durante 12 hs se creyó que habíamos pasado a ser otra atmósfera y podíamos organizar el mejor clásico del mundo con ambas parcialidades, cuando horas antes habían jugado Central y Newell’s sin público por cuestiones de seguridad.

 

Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio nunca apoyaron esta iniciativa de Mauricio Macri -Presidente de la Nación-, y rápidamente acordaron la presencia de sólo público local. La postura de los mandamás de cada club se ve reflejada con las pintadas que sufrió el Monumental, las cuales dan cuenta de lo lejos que estamos como sociedad para que el público visitante vuelva a las canchas.

 

Los mensajes que incitan a la violencia fueron escritos en la entrada a la Tribuna Centenario, lugar que da hacia la Avenida Figueroa Alcorta. Los graffitis acusan a River de ser quien no quiso jugar con las dos hinchadas:  "Tu gente no quiso visitantes, Boca sí".

 

A esta frase repudiable, se agrega las palabras ‘‘Rivercagón’’ y la ‘‘B’’, esta última por el descenso del equipo millonario en 2011. Con las imágenes viralizadas, desde el club tomaron cartas en el asunto, e inmediatamente bajaron la orden de tapar los mensajes con pintura color gris cemento.

 


 

 

 

2018-11-07
FUTBOL
DEPORTES