Escuchanos en ¡VIVO!


Una verdadera fiera

Con una vestimenta especial, Independiente derrotó 3 a 1 a Huracán en el Libertadores de América. Los goles del Rojo vestido de rosa fueron dos de Emanuel Gigliotti y uno de Martín Benitez, mientras que para el Globo descontó Diego Mendoza.

Por Agustin Florance

Por la novena fecha de la Superliga argentina, Independinte recibió a Huracán en el Libertadores de América. Ambos comparten casi el miso puntaje en la tabla y además no tienen competición internacional paralelamente por lo que necesitan mejorar hasta los últimos motivos este gran presente.

 

El primer tiempo fue como el lema de Independiente: Todo Rojo. Desde el pitazo inicial y final desde la orden de Fernando Echenique. De entrada el Rojo, o mejor dicho el Rosa por la vestimenta en apoyo a la lucha contra el cáncer de mama, se metió en el partido con un gol de Emanuel Gigliotti que recibió solo en el área. Luego a la ventaja, Independiente tuvo un sinfín de situaciones de los pies del Puma, Ezequiel Cerutti, Maxi Meza y Martín Benitez en compañía de un inspirado Fernando Gaibor. La única situación de peligro de Huracán cayó de un centro de Andrés Roa a los pies de Pablo Álvarez pero erró a pesar de estar en el área chica.

 

En el complemento nada cambió e Independiente siguió con su ataque incesante hasta el final del partido. Sin embargo, de tantas situaciones solo hubo un gol con la firma de Benítez tras un desconcierto en la defensa del Globo y un pase previo de Gigliotti. El único que jugó en Huracán fue el colombiano Roa, quien aparecía en defensa para sacar adelante un posible contrataque o generando juego en los pobres ataques.

 

De todas formas, el Globo se levantó y le alcanzó para descontar en el marcador gracias a Diego Mendoza, pero el gol no iba a ser suficiente e Independiente se quedó con los tres puntos porque en el cierre del partido Gigliotti volvió a aparecer para liquidar el partido por 3 a 1.

 

 

2018-10-21
FUTBOL
DEPORTES