Escuchanos en ¡VIVO!


Súper River

Con goles de Gonzalo Martínez e Ignacio Scocco, el Millonario le ganó 2 a 0 a Boca en la Bombonera por la sexta fecha de la Superliga. En un encuentro repleto de polémicas, ya que Mauro Vigliano no expulsó a Edwin Cardona y no sancionó un par de penales a favor del local, los de Núñez fueron más pulsantes.

Por Jonathan Riniti

Luego de todo lo hablado en la previa, que uno tenía más carácter que el otro, Boca recibió en la Bombonera a River por la sexta fecha de la Superliga y en un nuevo episodio  del clásico más importante del país. El Xeneize, que venía de ganarle por la Copa Libertadores a Cruzeiro, buscaba el triunfo que lo deje entre los primero lugares. Por su parte el Millonario, que arribaba de iguala ante Independiente por competencia continental, intentaba sumar para estar en las posiciones de privilegio.

 

A diferencia de los últimos clásicos entre ambos, donde fueron más trabados que jugadores, el arranque fue muy vibrante por los dos equipos. Más allá que los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto había arrancado con el dominio y con la ocasión, a los 5 minutos, de Darío Benedetto. Sin embargo, los conducidos por Marcelo Gallardo, desde la aparición de Gonzalo Martínez, fueron más peligrosos en el primer tiempo.

 

Siendo un equipo compacto, donde presionaba a los volantes para que no salgan con claridad, River conseguía ser superior a Boca. Justamente a los 14 minutos, tras una mala salida del Xeneize donde Cristián Pavón la perdió en el mediocampo ante la presión de Exequiel Palacios y Leonardo Ponzio, Emanuel Más buscaba rechazar el pase del juvenil pero terminó siendo una asistencia para Gonzalo Martínez que, de volea y de primera,  convirtió el 1 a 0 sin que pueda hacer nada Agustín Rossi.

 

Cada participación del Pity era una ocasión de riesgo para el Millonario, que le hacía agarrar un dolor de cabeza a los jugadores Xeneize. Pero el ex Huracán tenía que abandonar el campo de juego a los 22 minutos por una molestia física. El cambio del volante, por Quintero, hizo que el local deje de sufrir en lo defensivo y empiece a pelear el encuentro.

 

En el cierre de la primera parte se daba una de las polémicas de la tarde. A los 42, cuando quería comenzar un ataque para su equipo, Edwin Cardona- que ingresaba por el lesionaba Leonardo Jara- le propinaba un codazo a Enzo Pérez y Mauro Vigliano sancionaba falta pero no lo expulsaba sino que tan solo lo amonestaba. En un final, donde ambos estaban jugando al límite, se iban al descanso con los de Núñez en ventaja.  

 

El mal arbitraje de Vigliano continuaría en el arranque del complemento. Con un Boca que salió decidido en búsqueda del empate, antes de los dos minutos se daban dos jugadas polémicas en el área de River. La primera un contacto de Gonzalo Montiel a Darío Benedetto cuando estaba por definir, y la segunda una mano clara de Leonardo Ponzio tras el tiro de Carlos Tevez, pero para el juez no eran ninguna de las dos ocasiones penal.

 

Saliendo al segundo tiempo dormido, el Millonario era dominado en los primeros minutos por el Xeneize, que a los 6 a través del Pipa Benedetto tenía el empate con una chilena, pero su definición se iba por arriba del travesaño. Más allá que el elenco de La Ribera era más superior en el arranque del segundo tiempo, las polémicas seguían estando a la orden del día. A los 10, fue el turno de Milton Casco que derribaba en el área a Cristian Pavón, pero para la terna arbitral tampoco era infracción.

 

El nerviosismo de la gente se trasladaba al campo de juego y a pesar de haber tenido un buen comienzo, los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto se iban desinflando con el correr del partido. Sin aprovechar su momento, River crecía en el juego y le daba un nuevo mazazo al dueño de casa. Cuando no había encontrado su espacio, Juanfer Quintero hallaba en el área a Rafael Santos Borré que le dejó de frente la pelota a Nacho Scocco, que convirtió el 2 a 0 con un remate inalcanzable para Rossi.

 

Con la ventaja en su poder, el Millonario jugó con nerviosismo  del Xeneize que después del segundo tanto no tuvo reacción alguna. Sin sufrir, los de Núñez terminaron llevándose el triunfo por 2 a 0. La victoria le permite a River volver a ganar en la Bombonera, como en los dos últimos Superclásico jugados ahí, y alcanzarlo en la Superliga con 10 unidades. La próxima fecha deberá visitar a Lanús, mientras que el Xeneize recibirá a Colón.

 

 

 

2018-09-23
FUTBOL
DEPORTES