Escuchanos en ¡VIVO!


Para el bostezo

Por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, Racing y River igualaron 0 a 0 en un encuentro discreto. La revancha se disputará el 29 en el Monumental, donde el Millonario no contará con Leonardo Ponzio que se fue expulsado por doble amarilla.

Por Jonathan Riniti

Uno de los duelos más atractivos de los octavos de final de la Copa Libertadores se dio en el Cilindro entre Racing y River. La Academia, que tuvo las partidas de Lautaro Martínez y Juan Musso entre otros, intentaba aprovechar la localia tras una buena fase de grupos. Por su parte el Millonario, que solo no tiene a Marcelo Saracchi, buscaba dejar abierta la llave para definirlo en el Monumental.

 

El encuentro de ida comenzó a favor del conjunto dirigido por Marcelo Gallardo. Desde el manejo de pelota, con Exequiel Palacios y Nacho Fernández como eje, los de Núñez superaban en la transición de defensa a ataque a los conducidos por Eduardo Coudet. Justamente fueron los visitantes en tener las primeras ocasiones de riesgo, primero avisó Gonzalo Martínez con un remate de larga distancia, que hizo lucir al debutante Gabriel Arias, mientras que después fue Javier Pinola con una floja definición teniendo el arco a su disposición.

 

Más allá de no tener un buen primer tiempo, los de Avellaneda tuvieron sus oportunidades. Sin ser ese equipo frenético, mucho tuvo que ver la marca pegajosa a Nery Domínguez, Gustavo Bou hizo lucirse a Franco Armani pasando los 20 minutos. Poco se vio en ofensiva del local, que no logró sacar provecho cada vez que piso el área.

 

Si bien el primer tiempo había sido faborable a River, que logró ganarle la mitad de la cancha con la posesión de la pelota y haciendo transiciones rápidas, minutos antes del entretiempo, Leonardo Ponzio se iba expulsado por doble amarilla. Justamente de ese tiro libre, Gustavo Bou asistió a Lisandro López, que no logró sacarle provecho a la jugada preparada.

 

La expulsión del capitán del Millonario hizo que para el complemento Racing salga con otra predisposición. Más allá de tener la pelota, ya que la visita se la donó, no lograba tener un juego fluido y directo como supo tener en el primer semestre. A causa de esto, Coudet decidía cambiar la historia haciendo ingresar a Pol Fernández.

 

Justamente a los 18 minutos, el ex Godoy Cruz encontró a Ricardo Centurión, que con un centro asistió a Gustavo Bou para que convierta el 1 a 0. Sin embargo, el árbitro Anderson Daronco, con una decisión polémica, anulaba el tanto por falta a Milton Casco. A pesar de tener un hombre menos, River alejaba el riesgo de su arco y estaba tranquilo por lo poco que proponía Racing. 

 

Siendo una partida de ajedrez, más que de fútbol, Eduardo Coudet falló en los cambios, ya sea momentos como también en nombres, a comparación de Marcelo Gallardo. Sabiendo dormir el encuentro, ya que el empate con uno menos le quedaba perfecto, el Millonario aguantó a la Academia y terminaron igualando 0 a 0. A pesar que en tiempo de descuento Franco Armani le ahogó el grito a Jonatan Cristaldo y Pol Fernández con un remate de larga distancia tuvo la victoria en sus pies.

 

De esta manera la llave quedó abierta y se definirá en el Monumental el 29 de agosto. Para la vuelta River no tendrá a Leonardo Ponzio, expulsado, pero podría tener el regreso de Jonathan Maidana, que por suspensión no pudo estar.

 

 

 

2018-08-09
FUTBOL
DEPORTES