Escuchanos en ¡VIVO!


Una copa más

Con gol de Silvio Romero, Independiente le ganó 1 a 0 al Cerezo Osaka en Japón y obtuvo la Copa Suruga Bank. Con la consagración el Rojo alcanzó a Boca en 18 títulos internacionales.

Por Jonathan Riniti

A la espera de lo que serán los octavos de final de la Libertadores, donde enfrentará al Santos de Brasil, Independiente enfrentó al Cerezo Osaka en Japón por la Copa Suruga Bank. Luego de obtener la pasada Sudamericana, el Rojo buscaba un nuevo título más para su palmare y alcanzar a Boca con 18 trofeos. Enfrente estuvo el último campeón de la J. League 2017 y que no tiene el mismo presente que en ese momento.

 

Como era de esperar, el conjunto de Avellanera salió desde el arranque a adueñarse del encuentro. Desde la posesión de la pelota, siendo costumbre para los argentinos, los dirigidos por Ariel Holan los primeros minutos le costaba ser claros en los últimos metros. Más allá de llegar con cierta libertad al borde del área del elenco japonés, que se cerraba en su campo de juego e intentaba salir de contragolpe.

 

A los 8 minutos una de las polémicas del partido se dio tras el centro de Silvio Romero, que buscaba conectar con Emanuel Gigliotti, fue desviado por Takaki Fukumitsu con la mano pero el árbitro Mattehew Conger no sancionaba penal. Más allá de esto, el último campeón de la Sudamericana avisaba en dos ocasiones con Pablo Hernández. En la primera no pudo conectar el pase del ex atacante de Lanús, mientras que la segunda chance fue con un tiro libre que fue riesgoso.

  

Sin sufrir en el arco propio, el Rojo logró romper la igualdad llegando a la primera media hora de juego. Luego de una buena jugada asociada, comenzada por él mismo, Silvio Romero aprovechó el desconcierto de dos defensores rivales para adueñarse de la pelota dentro del área y tras dejar en el camino al arquero convirtió el 1 a 0.

 

Con la ventaja en su favor, los de Avellaneda mostraron más tranquilidad para contar con ocasiones peligrosa. Si bien tuvo chances para estirar la diferencia, se fueron al descanso ganando por la mínima. Para el complemento  el elenco Nipón salió de la misma forma que en la primera parte, donde esperaba para salir de contragolpe. Por su parte, los argentinos mantuvieron el control y a través de Romero, con un tiro de esquina de Sánchez Miño, pudo haber conseguido el segundo.

 

Más allá de no ejercer mucho riesgo, el Cerezo Osaka pudo haber obtenido la igualdad a través de la pelota parada pero se encontró con un firme Martín Campaña, que respondió en las pocas ocasiones que tuvieron los japoneses. Desde esas situaciones, el local fue creciendo en el juego, sin mucha idea, que se dio en el mismo momento que el Rojo empezó a fallar en la creación.

 

Más allá de esto, los dirigidos por Ariel Holan supieron aguantar lo conseguido en el primer tiempo y se llevaron la victoria por 1 a 0. Con el triunfo y la obtención de la Copa Suruga Bank, Independiente tuvo revancha a lo ocurrido en el 2011 cuando se le escapó el trofeo en manos del Jubilo Itawa por penales tras empatar 2 a 2. Además alcanzó a Boca en la disputa por quien domina en los torneos internacionales con 18 títulos, que se divide en: 7 Libertadores (1964, 1965, 1972, 1973, 1974, 1975 y 1984), 5 Interamericanas (1973, 1973, 1974, 1976 y 1984), 2 Supercopa Sudamericana (1994 y 1995), una Recopa Sudamericana en 1995 y 2 Sudamericanas (2010 y 2017).

 

 

 

 

 

 

2018-08-08
FUTBOL
DEPORTES