Escuchanos en ¡VIVO!


De cabeza a la final

Francia se metió en el partido decisivo del Mundial tras derrotar 1 a 0 a Bélgica en semifinales. El gol de la victoria lo marcó Samuel Umtiti de cabeza. En la final se podrá cruzar contra Croacia o Inglaterra.

Por Agustin Florance

Por el primer cruce de semifinales, Francia y Bélgica se cruzaron en el estadio ubicado en San Petersburgo. Hasta aquí, los franceses despacharon a Argentina y Uruguay en octavos y cuartos, respectivamente, mientras que los belgas hicieron lo propio con Japón y Brasil.

 

El presentimiento de que se iba a vivir un gran partido comenzó desde el minuto cero. En la primera parte, ambos llegaron constantemente a las áreas rivales, pero el que lo hacía en más ocasiones era Bélgica, que no pudo con la defensa francesa y las acciones de Hugo Lloris. Por el lado de Francia, las ocasiones de gol eran esporádicas y las pocas llegadas eran detenidas por Thibaut Courtois. Mucha intensidad, pero los goles no llegaron nunca al cabo de los primeros 45 minutos.

 

Hasta que apenas cinco minutos del complemento, tras un córner de Antoine Griezmann, Samuel Umtiti ganó en las alturas del área belga para colocar la pelota en la valla de Courtois. De ahí en adelante, Bélgica empujó y jugó más en el terreno francés, pero no pudieron hacer nada con la resistencia azul que se hizo más fuerte que el ataque rojo hasta el final del partido.

 

Con esta victoria, Francia se coloca dentro de las dos mejores selecciones del mundo y espera rival en el encuentro entre Croacia e Inglaterra, que se jugará mañana.

 

 

 

2018-07-10
FUTBOL
DEPORTES