Escuchanos en ¡VIVO!


Rosario es Canalla

Rosario Central se apoderó del Clásico rosarino por sobre Newell’s con gol de Germán Herrera en el comienzo del partido. Este resultado alarga la diferencia paternal del Canalla por sobre la Lepra con nueve partidos de ventaja.

Por Agustin Florance

Vibrante y enérgico, como siempre en cada edición del Clásico de Rosario. Este capítulo número 170 tenían a un Rosario Central que anda buscando una mejor versión que la que tenía con Paolo Montero pero de la mano de Leo Fernández y a un Newell’s que levantaba su nivel con Juan Manuel Llop al mando del conjunto rojinegro.

 

Desde la entrada ya golpeaba el Canalla, que aprovechó un córner desde la izquierda para que cabecee sin marca Germán Herrera y ponga el 1 a 0 parcial a favor del local. Apenas anotó Central, la Lepra estuvo cerca de empatar por la cabeza de Bruno Bianchi pero se iba cerca del palo izquierdo del arco que defiende Jeremías Ledesma. Tan caliente es el clásico que Néstor Pitana debió detener el partido para que los jugadores se refresquen ante las elevadas temperaturas en la ciudad de Rosario. Esta detención hizo el partido se haga más peleado que jugado y terminó con la primera mitad sin avances sobresalientes como en el inicio del mismo.

 

Arranque arrollador para Newell’s que salió motivado desde el entretiempo y estuvo decidió a buscar el empate tras una serie de rebotes en el área de Central y luego de un tiro de Joaquín Torres de media distancia que se fue cerca del palo del arco local. Pero este tiempo fue un reflejo del primer tiempo, donde uno de ellos se imponía de entrada sobre el otro pero luego del momento de refrescarse se volvió un partido de fricción que duró hasta el final del partido, pero con la pasión a flor de piel.

 

La victoria canalla mantiene arriba el duelo entre ambos equipos sobre la rivalidad histórica de partidos con 52 ganados para el local contra 43 de la Lepra. Este partido es algo irrelevante pensando en la tabla de la Superliga pero fue fundamental para el ánimo de los dos conjuntos, donde le eleva el estado a Central y le derriba al de Newell’s. Pero aun así, demostraron lo que verdaderamente es un clásico rosarino: una batalla de fricción que de juego bonito.

 

 

 

2017-12-10
FUTBOL
DEPORTES