Escuchanos en ¡VIVO!


A un paso de la gloria

Con los goles de Emanuel Gigliotti y Maximiliano Meza, Independiente le ganó 2 a 1 a Flamengo en la primera final de la Copa Sudamericana. A pesar de comenzar perdiendo por el tanto de Réver, todo se definirá en el Maracaná de Río de Janeiro dentro de siete días.

Por Jonathan Riniti

Después de siete años, Independiente volvió a disputar una final de Copa Sudamericana ante el Flamengo. Al igual que en el 2010, misma competencia continental, el Rojo se vio en la definición por el título con un equipo Brasileño presentes totalmente diferentes. Tras malos manejos diligénciales, los de Avellaneda llegan en un buen presente futbolístico desde que Ariel Holán está al mando del primer equipo. Por su parte los de San Pablo, comparando con el Goias que había sido el rival de aquel momento, arribaron luego de disputar la fase de Grupo en la Libertadores.

 

A pesar del gran recibimiento del Libertadores de América, la noche no comenzaba de la mejor manera para Independiente. Después de un arranque impreciso, donde ambos se compartían la posesión de la pelota, fue Flamengo quien golpeó primero. A los 8 minutos, tras el tiro libre de Miguel Trauco, Réver le ganó en las alturas a una defensa pasiva y de cabeza convirtió el 1 a 0.

 

Fueron momentos de nerviosismo para los de Avellaneda con la ventaja de la visita. Con el correr de los minutos, los dirigidos por Ariel Holán pudieron reaccionar y desde el juego que lo llevó a esta definición azoto al elenco brasileño, que con la apertura del marcador se sintió cómodo aguantando en su propio terreno. Desde los 15, el dueño de casa avisaba con desborde por las dos bandas pero carecía de definición.

      

A los 26, de tiro libre con el uruguayo Gastón Silva. Sin embargo tras ir en búsqueda de la igualdad, el Rojo pudo ser efectivo a los 28. Luego de una buena jugada colectiva, que tuvo varias triangulaciones, Martín Benitez lo dejó frente al arco a Emanuel Gigliotti que con un remate esquinado marcó el 1 a 1.

 

Por lo realizado por uno y otro era justo en ese momento el empate. Más allá que el cuarto de hora restante para irse al entretiempo, Independiente estuvo más cerca del segundo que el propio Flamengo que parecía que la única herramienta para lastimar era la pelota parada. Para el complemento, la monarquía del local continuó a pesar de alguna contra de la visita.

   

Sintiéndose cómodo con la obligación de irlo a buscar ante un rival que poca preocupación en ofensiva le generó, el Rojo en el comienzo del segundo tiempo logró dar vuelta la historia. A los 7, luego del desborde por izquierda de Ezequiel Barco, Maximiliano Meza de primera y de volea desde el borde del área convirtió el 2 a 1.    

 

A pesar de tener el control del partido, aisladamente los dirigidos por Reinardo Rueda fueron emparejando el desarrollo del mismo hasta los 30. Donde la visita comenzó a atacar más y por momento el juego era de ida y vuelta. Comparando a lo visto en el primer tiempo, los roles se mezclaron ya que Independiente se plantó para salir de contragolpe. Mientras que el Flamengo desde la posesión de la pelota le llevaba riesgo a Martín Campaña.  

 

Terminado sufriendo, el Rojo se llevó la primera final por 2 a 1. Todo se terminará de definir dentro de siete días en el Maracaná de Río de Janeiro. De lograr quedarse con la copa, Independiente además de disputar la Recopa y la Suruga Bank, ingresará a la Libertadores del 2018. 

 Los goles:

 

 

 

 

 

 

2017-12-06
FUTBOL
DEPORTES