Escuchanos en ¡VIVO!


Valdecantos: “Es verdad que ahora todo cambió, pero al jugador le llegas igual”

El preparador físico xeneize dejó de lado el cambio generacional y contó cómo es llevar a cabo un plantel en el siglo XXI. “Les entras por el lado de la exigencia, pero a la vez también vas con una palmada en el hombro”, expresó. Además, agregó que el sueño del cuerpo técnico liderado por Guillermo y Gustavo Barros Schelotto “era venir a Boca”.

Por Juan Pablo Álvarez

En el mundo futbolistico, Javier Valdecantos es palabra ponderada. El preparador físico encargado de poner en forma a Diego Armando Maradona previo a su vuelta es uno de los ‘profes’ más respetados en el ambiente debido a su gran labor y eso lo llevó a seguir en la élite y estar hoy en uno de los clubes más importantes de Argentina y del mundo.

 

Asimismo, en diálogo con el programa radial ‘Póker bostero’, el profesor se refirió a cómo es liderar un grupo de chicos de los cuales puede ser el padre: “Es verdad que ahora todo cambio, pero si vos te paras delante de un grupo y además de lo específico les vas marcando valores, límites, como a tus hijos, y le señalas formas para manejarse en la vida, los abrís. Vos les entras por el lado de la exigencia, pero a la vez también vas con una palmada en el hombro. Así al jugador le llegas, eso es igual ahora que hace 20 años atrás".

 

Asimismo, en cuanto a la modalidad de trabajo actual, agregó: "Hoy se empezó a analizar todo, antes el parámetro fundamental para nosotros era la resistencia y ahora es la fuerza. Un tipo fuerte es veloz, explosivo, que frena rápido, salta, te aguanta un choque, por eso la cualidad más importante es la fuerza".

 

Por otro lado, expresó cómo comenzó la formación del cuerpo técnico con los mellizos, a los cuales acompaña desde su arribo a Lanús: “Llevamos 5 años trabajando con Guillermo y Gustavo. En octubre del 2011 estaba trabajando en México y me llamó Guille, hacia cómo 10 años que no hablaba con él. Me dijo que se iba a retirar y que querían que trabaje con ellos".

 

Luego de triunfar en el Grana, llegó el saltó al Xeneize, algo que vivió como una meta alcanzada. “Nuestro sueño era venir a Boca, yo que soy hincha de chiquito y ellos que tienen una historia increíble en el club siempre soñábamos con llegar, y se nos dio. Yo con todos los que hablo les digo que estamos en un lugar único". Y, para antes de cerrar, comentó cómo trabajará el plantel en el futuro, cuando haya Copa Libertadores de por medio. “Cuando juguemos domingo y miércoles Guillermo va a poner lo mejor porque cuando te pones esta camiseta tenes que ganar. Con esta camiseta no podés ir a jugar un partido a ver que pasa".

 

 

 

 

2017-11-13
FUTBOL
DEPORTES